sanchis-asesores-logo-cab
e2kbrokernet-logo-cab
LOGO QSIM

Los 21 Hábitos de la gente feliz

1. Aprecia la vida.

Agradece cada mañana que estás vivo y que puedes disfrutar de cosas que millones de personas en el mundo ni sueñan poder tener (por ejemplo le das a una manivela y sale agua, le das a un mecanismo y se enciende la luz…).
Enfócate en las maravillas de la vida, y no pierdas la capacidad de asombrarte.
Sácale jugo a cada día. No sufras por pequeñeces.

2. Elige sabiamente a tus amigos.

Rodéate de gente positiva, que comparta tus valores y objetivos. Los amigos que tienen tu misma ética te ayudan a cumplir tus sueños, te hacen sentir bien contigo mismo y están ahí para ayudarte cuando haga falta.

3. Sé considerado.

Acepta a los demás por lo que son y el lugar que ocupan en la vida.
Sé amable y generoso, y no trates de cambiar a las otras personas.
Alegra el día de todos los que entren en contacto contigo.

4. Aprende continuamente.

Aprende cosas nuevas que te resulten interesantes (un deporte, un hobby, una actividad nueva). Mantente al día sobre tu profesión y las cosas que te interesan.

5. Usa la creatividad para resolver problemas.

En lugar de ver los obstáculos como grandes problemas, enfócalos como una oportunidad para hacer un cambio positivo, para aprender, para evolucionar…
No dejes que los obstáculos afecten tu estado de ánimo.
Confía en tus instintos y usa tu creatividad para encontrar una solución.

6. Haz lo que amas.

Encuentra un trabajo que te guste y no trabajarás un sólo día de tu vida.
Si no puedes encontrar uno que te guste, haz que te guste el que tienes.
Haz cosas que gusten y disfruta de tus aficiones y pasiones.

7. Disfruta de la vida.

Fíjate en la belleza que te rodea. Huele las rosas, sal de fiesta, mira una puesta de sol o un amanecer con un ser querido, da un paseo, camina… Aprende a vivir en el aquí y en el ahora, en el presente, en lugar de en el pasado o en el futuro.

8. Ríe.

Ríe a menudo. Ríete de ti mismo, porque nadie es perfecto.
Es posible usar el buen humor en casi cualquier situación, así que menos caras largas y más carcajadas.

9. Perdona.

Guardar rencor hace daño, sobre todo al que lo siente.
Perdona a los demás, por tu propio bien.
Cuando cometas un error, perdónate también a ti, aprende y sigue adelante.

10. Sé agradecido.

Desarrolla una actitud de gratitud hacia los demás. Con tu familia, tus amigos, en tu trabajo… Tomate tiempo para agradecer y expresar tu gratitud a todos.

11. Cultiva las relaciones.

Asegúrate siempre de que tus seres queridos sepan que los amas, incluso en momentos de conflicto. Cuida y cultiva tus relaciones con familia y amigos. Pasa tiempo con ellos. Sé solidario siempre que puedas.

12. Mantén la palabra

Cumple siempre tus promesas y compromisos y, si no puedes, díselo enseguida a quien así lo espera. Toda acción y decisión que tomes debe basarse en la honestidad.

13. Medita

La meditación le da un gran descanso a la cabeza. Cuando estás descansado tienes más energía y funcionas mejor. Haz yoga, relajación, afirmaciones mentales, visualizaciones o simplemente quédate en completo silencio, un poco todos los días.

14. No pienses en el “qué dirán”

Concéntrate en tu vida y no te preocupes por lo que otras personas hacen o dicen. No te dejes atrapar por los chismes o insultos. No juzgues. Todo el mundo tiene derecho a vivir su propia vida de la manera que quiera, incluyéndote tú.

15. Sé optimista.

Ve el vaso medio lleno, encuentra el lado positivo a cualquier situación, porque lo positivo está allí, a pesar de que pueda ser difícil de encontrar. Todo sucede por alguna razón, a pesar de que no siempre se puede saber cuál es.
Mantente alejado de los pensamientos y de las personas negativas.

16. Ama incondicionalmente.

Acepta a los demás como han decidido ser, no los quieras cambiar a tu criterio. No pongas condiciones para amarles. No siempre te gustará lo que hacen, pero nunca dejes de amar a tus seres queridos.

17. Sé persistente.

Enfrenta cada reto con una actitud tan intensa que notes que te acerca a tu meta. Céntrate en lo que quieres, aprende las habilidades que necesites, planifica, revisa, adáptate…. No vas a fallar, siempre y cuando no te rindas nunca. 

18. Sé proactivo.

Lucha por lo que quieres mejorar. Acepta lo que no puedes cambiar. Elige bien lo que puedes y lo que no puedes. No desperdicies energía en circunstancias que no están bajo tu control. Reconoce tus limitaciones, y determina, si es posible y de qué manera, puedes lograr el resultado que quieres y trabaja a tope en ello.

19. Cuídate.

Cuida la salud de tu mente y de tu cuerpo. Hazte algún chequeo médico. Come sano. Haz ejercicio. Descansa lo suficiente. Bebe mucha agua. Lleva una vida saludable.

20. Ten confianza en ti mismo.

Nadie puede ni debe vivir la vida que le desean otros. No trates de ser quien no deseas o no puedes ser.
Escucha a los demás, pero decide tú.
Determina quién eres, quien quieres ser, haz las cosas lo mejor que puedas, y ten plena confianza en ti mismo.

21. Asume la responsabilidad.

Eres 100% responsable de tu vida y de cómo la vives.
Asume la responsabilidad de tu estado de ánimo, actitud, pensamientos, sentimientos, acciones, palabras, silencios… y por supuesto de sus consecuencias.
Cuando cometas un error sé el primero en admitirlo.
Sé humilde, asertivo y honesto, contigo mismo y con todo en tu vida.

Ser feliz es una actitud que puedes desarrollar todos los días, y estos hábitos hacen más fácil la tarea.
Cuanto más de estos hábitos desarrollas, más feliz serás.
Ten claro lo que quieres, pero muy claro.
Con todo detalle. Con total convicción.
Haz todo lo necesario para conseguirlo, y algo más, siempre algo más.
Después, acepta el resultado, y si no es el deseabas, hazlo con la tranquilidad de estar totalmente seguro de que ya no podrías haberlo hecho mejor.

Acuérdate de ser feliz.

Texto adaptado por Salvador Sanchis, 11 agosto 2.014

Deja un comentario