9 consejos para comunicarte mejor con alguien que no te cae bien.

Texto de Salvador Sanchis, basado en lo escrito por Rebecca Strong | Insider, 26.08.2022

No es fácil una buena comunicación cuando no te llevas bien con tu interlocutor.

A lo largo de tu vida, tendrás que relacionarte con personas que no te caen bien, desde compañeros de trabajo hasta familiares.

La clave para mantener las cosas civilizadas reside en comunicar todo lo mejor que puedas.

Comunicar mejor puede ayudarte a mejorar tus relaciones personales y profesionales, y también a elevar tu autoestima.

La próxima vez que tengas que relacionarte con alguien con quien no sintonizas bien prueba a utilizar los siguientes consejos de comunicación.

1. Dirígete con empatía

Estaría bien ponerte en el lugar del otro para comunicar más eficazmente. Puede que no te caiga muy bien, pero aun así merece la pena tener en cuenta sus sentimientos para intentar entender por qué se comporta de una determinada manera.

2. Practica la escucha activa y reflexiva

Es fácil malinterpretar a alguien y darle un giro negativo a sus palabras cuando no te cae bien.

Para eso es buena la escucha activa y reflexiva, para asegurarte de obtener información precisa y objetiva.

3. Dale el beneficio de la duda

Es útil dar a la gente el beneficio de la duda, en lugar de hacer suposiciones sobre por qué se comportan de cierta manera.

Es mejor preguntar y aclarar que suponer.

4. Tómate un tiempo libre

Es difícil comunicarse cuando nos sentimos enfadados o frustrados, bien nosotros, el otro, o los dos, y aún más si es con alguien que te cae mal, lo que sin duda empeorará las cosas.

Por ello, deberíamos esperar a conversar hasta que todos nos sintamos emocionalmente neutrales, y proponer a la otra parte, dejarlo para dentro de una hora, o para mañana.

5. Intenta encontrar un terreno común

Cuando trates con personas que no te interesan especialmente, deberías centrarte en las cosas que podéis tener en común en lugar de en las que os dividen.

Incluso si puedes encontrar una sola cosa que os conecte, un deporte, una persona que os importe a ambos…

6. Pon atención a tu lenguaje corporal

Aun cuando no estás hablando, tus gestos, postura y expresiones faciales transmiten mucho sobre tus emociones.

Inconscientemente, adoptas posturas defensivas, de estar pensando en otras cosas, de incomodidad, de nerviosismo…

Sé consciente de ello, y trata de mantener una postura abierta, brazos a los lados y pies separados. Te sentirás mejor, se sentirá mejor.

7. Haz peticiones, no acusaciones

Cuando el comportamiento de alguien te moleste, dile lo que necesitas que cambie en lugar de recriminarle lo que crees que está haciendo mal.

Como pauta general, puede ayudarte empezar las oraciones con «me siento», “a mí me parece” …, en lugar de los típicos «tú siempre» o «tú nunca».

Las frases que empiezan por «tú» no ayudan a la comunicación constructiva, parecen acusatorias y ponen a la otra persona a la defensiva.

8. Sé curioso

Una forma de resolver cuestiones incomodas o de aclarar situaciones, es a través de las preguntas.

En lugar de hacer afirmaciones sobre el otro, hazle preguntas para que sea él quien las diga.

No es lo mismo que nos digan algo ingrato sobre nosotros, que nosotros mismos lo reconozcamos.

No es lo mismo decirle a alguien que hoy está desagradable que preguntarle qué le ha pasado, como se encuentra…

9. Elige tus batallas

Es importante discernir entre los conflictos en los que debes participar y los que puedes dejar pasar, sin entrar al trapo.

Si alguien saca el tema de la política en una reunión familiar que pretende ser feliz, y dice algunas cosas con las que no estás de acuerdo, puedes dejarlo pasar y cambiar de tema.

Por otro lado, si alguien dice regularmente cosas que te ofenden directamente, podrías decidir iniciar una conversación sobre el asunto.

Elegir las batallas que valen la pena te permitirá conservar tu energía para las que realmente importan.

Deja un comentario