Cómo salir del fichero de morosos de Asnef

La crisis económica que azota España ha disparado el número de personas que son incluidas en un fichero de morosos. Se estima que, en la actualidad, más de 2,7 millones de personas pueden figurar en una de estas “listas negras” y su número crece mes a mes.
En España existen más de 150 ficheros de morosos, pero de ellos, dos son los archivos legales más importantes:
1.- El Registro de Aceptaciones Impagadas (RAI) que depende del Centro de Cooperación Interbancaria y que fue creado por los bancos, cajas de ahorros y cooperativas de crédito.
2.- La Asociación Nacional de Entidades de Financiación (Asnef) que engloba los archivos de las entidades financieras españolas.

La ley establece de forma clara las condiciones que se deben cumplir antes de incluir a una persona en uno de estos registros:
• Existencia previa de una deuda cierta, vencida y exigible que haya resultado impagada.
• Que exista un requerimiento previo del pago.
• Que no hayan transcurrido 6 años desde la fecha en la que se tuvo que proceder al pago.
• El acreedor estará obligado a conservar a disposición del responsable del fichero y de la AEPD documentos suficientes que acrediten el cumplimiento de los requisitos establecidos y del requerimiento previo del pago.
• Obligación de comunicar la inclusión en el fichero en un plazo de 30 días a contar desde dicha inclusión. En este sentido, debe efectuarse una notificación por cada deuda, con independencia de que ésta se tenga con el mismo o con distintos acreedores.
• Ante la petición de información del afectado, el titular del registro deberá facilitar, no sólo la totalidad de la información disponible, sino además, el uso que se haya hecho de la misma y las personas a las que se les haya facilitado ( por ejemplo, una entidad financiera que haya obtenido información del afectado a través de un fichero de morosos deberá comunicarle todos los datos relativos al mismo a los que pueda acceder).

Sin embargo, en muchas ocasiones, y según la Agencia de Protección de Datos, la inclusión en un fichero de morosos es indebida porque:
• No se trata de una deuda cierta (muchas son debidas a facturas de teléfonos generados tras intentar darse de baja y no conseguirlo)
• No ha sido debidamente reclamada.
• No se ha comunicado previamente al afectado.

Cómo saber si se está en el fichero Asnef y cómo salir de él.

Si le han incluido indebidamente en uno de estos ficheros o si, una vez saldada la deuda sigue figurando en uno de ellos, le asiste el derecho a rectificación y cancelación. Pero debe ser el propio cliente quien inicie los trámites para conocer si está o no en un fichero de morosos. Tiene varias opciones:
• Acudir a la propia entidad financiera ya que ésta podrá informarle de si está o no el registro de morosos, aunque no podrá detallarle qué empresa le ha incluido en él.
• Dirigirse directamente al servicio de atención al cliente de la Asociación Nacional de Entidades de Financiación (Asnef) para que le faciliten esta información. También lo puede hacer mediante un escrito remitido a sus oficinas en Madrid, a través de un número telefónico e incluso a través de una dirección de correo electrónico: asnef@asnef.com
• Dirigirse a cualquier otra entidad participante del sistema ( es decir, el acreedor que le haya incluido en el archivo). Se debe tener en cuenta que, en ocasiones, el acreedor no siempre ostenta la titularidad de estas listas, sino que ésta recae en empresas especializadas de cobro.

Si le incluyeron en el fichero por el impago de una deuda y esa deuda ya está saldada pero usted sigue figurando en el registro, deberá:
1.- Demostrar a Asnef, por medio de documentos o cartas de solicitud, que la deuda está pagada.
2.- Si todo está en orden, en un plazo máximo de un mes, el nombre del afectado deberá desaparecer de la lista.

Si le incluyeron en el fichero pero no se lo comunicaron previamente o si la inclusión se debe a que le han seguido facturando servicios a pesar de haber solicitado su baja debe:
1.- Ponerse en contacto con el titular del archivo.
2.- Facilitar los documentos que acrediten la incorrección de los datos, junto con la fotocopia del DNI, una dirección a efectos de notificaciones, fecha y firma del solicitante.
3.- La cancelación dará lugar al bloqueo de los datos del fichero.

Si no recibe respuesta o ésta es poco satisfactoria, debe acudir a la Agencia de Protección de Datos y presentar una reclamación.
Si considera que se ha visto perjudicado por una vulneración de protección de datos, tiene derecho a recibir una indemnización. Ésta puede oscilar entre los 900 y hasta los 600.000 euros dependiendo de si la infracción es leve, grave o muy grave.

 

 

1 Comment

  1. Asnef el 15 junio, 2013 a las 11:23

    ¡Felicidades! Has sintetizado todo el contenido en un post y la verdad es que es de gran utilidad.

Deja un comentario